En esta oportunidad, te mostraremos algunos aspectos a considerar en las plantas antiinflamatorias, ya que, han venido marcando pauta en lo que se conoce como medicina tradicional o alternativa.

A la hora de cultivar cualquier tipo de plantas, es necesario conocer previamente todo lo referente a la siembra, es decir, cómo se cultiva, en qué tipos de suelos se debe cultivar, cómo es el sistema de riego más acorde, qué tipo de fertilizantes se debe emplear, hasta si la especie a trabajar es compatible con el clima en el que te encuentres, entre otros factores.

En nuestros días es importante conocer cuáles son esas plantas poseedoras de propiedades curativas, en especial aquellas que tienen la capacidad de ayudar al mejoramiento de alguna inflamación. Para suerte de muchas personas, son un regalo que nos da la naturaleza a los seres humanos que convivimos con ella.

Por ejemplo, las diferentes hierbas o especias que detallaremos durante el desarrollo de este artículo, son aquellas que ayudan tanto a reducir los procesos inflamatorios, a prevenir que aparezcan nuevamente en el futuro, pero lo más importante, mencionaremos datos significativos para que puedas plantarlas en tu patio, jardín o huerto hidropónico casero.

Estas son 5 Plantas antiinflamatorias y sus métodos para cultivarlas

1.    La Cúrcuma; plantas antiinflamatorias sembrar curcuma

También conocida como “curcumina” o cúrcuma, es una de las plantas antiinflamatorias más comunes en el mundo entero, no solamente por sus propiedades curativas, sino a su vez, porque en algunas regiones es utilizada en la gastronomía.

En cuanto a las propiedades antiinflamatorias se puede destacar que, es sumamente potente, tanto así que se ha llegado a comparar con el efecto que se obtiene al consumir Ibuprofeno. Adicionalmente se la Cúrcuma se utiliza para combatir los efectos del cáncer debido a sus propiedades antioxidantes.

Los especialistas en la aplicación de la medicina natural aseguran que la Cúrcuma posee al menos 600 aplicaciones terapéuticas o preventivas, es por ello, que se ha ido convirtiendo en una de las plantas antiinflamatorias de mayor popularidad.

¿Cómo plantar la Cúrcuma?

El proceso es sumamente sencillo, solamente cumpliendo algunas reglas indispensables podrás cultivarla desde la comodidad de tu hogar y así, disfrutar de las propiedades antiinflamatorias que posee, entre otros beneficios.

  • Encuentra un tubérculo que posea al menos tres brotes.
  • En una maceta previamente llena de tierra abonada (asegúrate de que se encuentre húmeda y tenga buen drenaje) coloca el rizoma o tubérculo a dos pulgadas de profundidad Debes cerciorarte que los brotes queden siempre hacia arriba para garantizar una buena siembra.
  • Procede ahora a regar la maceta.
  • Al término de unos 6 u 8 meses ya debes estar cosechando la Cúrcuma, teniendo en tus manos una de las plantas antiinflamatorias más efectivas. Se recomienda cosechar todos los tubérculos al mismo tiempo.

Aspectos a considerar:

Si te encuentras en climas cálidos, se recomienda regar al menos dos veces al día. Si es frío, minimiza las dosis, recuerda siempre que la idea es mantener la tierra húmeda y no empapada. Adicionalmente, se puede aplicar algún tipo de fertilizante cada dos meses.

2.    Pino Marítimo o pycnogenolpino marítimo

Siendo una de las plantas antiinflamatorias más antiguas que ha existido, el pino marítimo, también conocido como pycnogenol, su corteza, es implementada para el tratamiento de úlceras, para realizar curas en las heridas y específicamente para reducir las inflamaciones vasculares.

Tal parece que la planta tiene una data de unos 2 mil años aproximadamente, posicionándose entre 50 a 100 veces más efectiva que los medicamentos que venden como Vitamina E. En cuanto a las recomendaciones, se debe ingerir de 100 a 200 miligramos diarios para garantizar su efecto.

¿Cómo sembrar el Pino Marítimo?

  • Estas plantas antiinflamatorias en específico suelen ser muy vulnerables, por lo que, se recomienda tener mucho cuidado al momento de germinar las semillas.
  • Se debe emplear un control de plagas debido a que suelen ser vulnerables al hongo conocido como “damping-off”, puede llegar a ser tan perjudicial que son muy pocas las veces que el pino logra sobrevivir al ataque del hongo.
  • Ubica una tipo de tierra acorde al pino marítimo, es decir, evita que sea calcificada. Es importante prepararla antes de colocar las semillas.
  • Para la germinación de las semillas es recomendable utilizar un semillero. Trata de que las semillas tengan buena germinación antes de trasplantar.
  • El período de germinación suele tardar entre el mes y medio a dos meses.
  • Una vez alcanzado la altura adecuada (15 centímetros aproximadamente) puedes realizar el trasplante.

3. El Sauce Blanco; plantas antiinflamatoriassembrar sauce blanco

El también popular Sauce blanco es un árbol que posee unas hojas entre 20 a 30 centímetros, generalmente suele ser hermoso y elegante, perteneciente a la familia ivovye. A simple vista, estas plantas antiinflamatorias tienden a parecerse a una carpa gigante. Es sumamente gigante, llegando a alcanzar los 3 metros de diámetro y más.

En cuanto a las propiedades del Sauce Blanco son muchísimas, entre las que podemos destacar: beneficioso para el tratamiento de los resfriados, ayuda a disminuir la fiebre, es oportuno para curar heridas, abscesos y casos similares. Es un antiinflamatorio natural.

Condiciones para la siembra del sauce Blanco

  • Acondicionar el terreno a utilizar. Aunque no suele ser muy exigente, el Sauce Blanco necesita de contar con ciertas condiciones para que crezca en todo su esplendor. Selecciona lugares pantanosos, o que se encuentren cerca de estanques, arroyos, ríos, etc.
  • El Sauce Blanco puede soportar inundaciones, pero jamás períodos de sequía extremos.
  • Se recomienda realizar la siembre en un lugar con bastante iluminación.
  • Haz un hoyo de entre 50 a 60 centímetros. Si te fijas que el suelo en el que te encuentres es “pesado”, coloca arena o grava en el fondo para garantizar buen drenaje.
  • Proporciona en la medida de lo posible un excelente compost.
  • Agrégale suficiente agua. Al menos dos cubetas luego de la plantación y presiona la tierra alrededor de la base.
  • En cuanto al riego, debe realizarse al menos una vez por semana, preferiblemente temprano por la mañana o en horas de la noche.

4.    El Ají Picante (Chiles)cómo sembrar ají picante

Esta es una de las plantas antiinflamatorias utilizadas en todo el mundo, especialmente en el continente americano. Otras personas aún desconocen de las propiedades que conservan los chiles o ají picante.

Dicha propiedad se debe a que poseen algo denominado “capsicum annum”, es lo que le da especie de calentura al fruto y que es beneficiosa para el tratamiento de procesos inflamatorios en el cuerpo. Incluso, suele juntarse a otras plantas para preparar productos medicinales eficaces.

Pasos para la siembra de chiles:

  • Obtén un chile y córtalo por la mitad hasta que logres ver las semillas.
  • Extrae las semillas con la ayuda de un utensilio (Cuchara) y trata de no dañarlas.
  • Procede a colocarlas en un pedazo de papel, puede ser de cocina si prefieres.
  • Espera alrededor de dos días y retíralas del papel. Déjalas secar un poco más.
  • Ahora procede al proceso de germinación de las semillas. Puedes colocarlas en un semillero, o cualquier envase pequeño que tenga hoyos para el drenaje de agua. Coloca tres milímetros de tierra por encima de la semilla aproximadamente.
  • Riégalas cuidadosamente sin excederte, implementando cualquiera de los tipos de riego, solo trata de mantener siempre húmeda el área. El proceso de germinación tardará al menos unos diez días.
  • Para realizar el trasplante asegúrate que las plántulas tengan el segundo grupo de hojas.

5.    Resveratrol planta de uva

El resveratrol es un antioxidante que se encuentra en diversas plantas del planeta, sin embargo, especialistas han demostrado que es en las pieles de las uvas donde se encuentran grandes cantidades, por lo que, actúa como un potente antiinflamatorio.

Este tipo de plantas antiinflamatorias como por ejemplo la uva, se recomienda ingerir una dosis diaria de entre 50 a 500 miligramos cada 24 horas para garantizar efectos positivos.

Tips a considerar en la siembra de uvas:

  • Selecciona las semillas de uvas a germinar.
  • Abre la fruta y extrae las semillas. Asegúrate de que éstas sean resistentes y para ello, puedes apretarlas con los dedos para saber que no están blandas o huecas.
  • Limpia las semillas con un poco de agua para quitarles restos de pulpa.
  • Remojar las semillas durante 24 horas.
  • Colocarlas en un papel o servilleta y envolver.
  • Procede a refrigerarlas a una temperatura entre los 2 y los 8 grados durante al menos 40 o 90 días. Periódicamente se debe revisar la servilleta y verificar que mantenga la humedad, de no ser así, mojarlas un poco.
  • Ahora luego de cumplir el tiempo estipulado en refrigeración, coloca las semillas dentro de un papel aluminio y colócalas en un lugar con calor. Puede ser entre 20 a 25 grados En 7 días deben estar germinadas.
  • Llévalas a una maceta o lugar de preferencia, sembrar y suministrar sustrato. Selecciona un lugar luminoso, pero, que no reciba la luz directa del sol.
  • Al trascurrir 7 días ya debe comenzar a crecer la plántula, ahora solo debes esperar que aparezcan al menos diez hojas para poder trasplantarlas hasta el lugar definitivo.

También te podría interesar: 3 Pasos y Herramientas para FABRICAR una Peladora de Pollos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here